GESTIÓN DIRECTA Y DEMOCRÁTICA DE LAS EMPRESAS BÁSICAD DE GUAYANA

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

GESTIÓN DIRECTA Y DEMOCRÁTICA DE LAS EMPRESAS BÁSICAD DE GUAYANA

Mensaje  Simón A. Álvarez P. el Dom 27 Ene 2013, 9:00 pm

Puerto Ordaz; 27 de enero del 2013
GESTIÓN DIRECTA Y DEMOCRÁTICA DE LAS EMPRESAS BÁSICAS DE GUAYANA
El estado Bolívar es el estado con mayor superficie territorial (242.801 km2) que conforman al territorio nacional y con aproximadamente 1.650.000 habitantes. Este territorio fue privilegiado por el ser supremo y considerado el más rico del territorio nacional al dotarlo de la mayoría de los minerales metálicos y no metálicos existentes en el mundo industrializado.
En el estado Bolívar y fundamentalmente en Ciudad Guayana; están asentadas las principales empresas básicas, consideradas así por que se dedican principalmente a la explotación de los recursos mineros, no mineros, eléctricos y de comercialización de sus productos. Estas empresas, en la actualidad, están agrupadas y regidas por la Corporación Venezolana de Guayana (C.V.G).
La función de estas empresas básicas es la transformación de los productos mineros y no mineros en subproductos que apalanquen la economía de la nación y por esta razón se les considera como empresas básicas. Al considerarlas como básicas; automáticamente son consideradas estratégicas ya que el producto de su transformación es fundamental para el resto de las empresas aguas abajo y a nivel mundial.

La consideración de empresa básica y de estratégica la obliga a ser administrada por el estado y es por esta razón que deben estar alineadas con los requerimientos de la nación para el crecimiento y desarrollo de esta y poder así satisfacer las necesidades de sus habitantes. Estas empresas siempre han estado en manos del estado; sobre todo en la cuarta república la cual tenía en sus intensiones la privatización de estas como ocurrido con SIDOR. Gracias a la gestión del gobierno del presidente Hugo Rafael Chávez Fría, quien además de nacionalizar a SDIOR; también nacionalizó otras que pasan a formar parte del grupo de empresas básicas así como estratégicas.
Toda empresa; sea básica (del estado) como privada, debe ser suficientemente sustentable, es decir sean productiva y eficientes para que así puedan generar beneficios para quien las administra. Para que esto ocurra; es necesario que dichas empresas cuenten con una gestión administrativa pulcra con ética y moral que demuestra el apego a la responsabilidad y corresponsabilidad.
La dirección o gestión de las empresas básicas, por estar bajo la administración del estado, deben seguir los lineamientos y políticas que el estado defina así como también deben ser dirigidas por la alta directiva que este designe; tomando en considerando siempre el profesionalismo del nivel operativo.

La dirección y/o administración de estas empresas han estado y aun están bajo la Gestión directa por parte del estado sin ser democrática por que su directiva siguen siendo elegidas por los grupos de poder. El tiempo ha demostrado que el tipo de dirección empleado en las empresas no ha sido el más efectivo y eficiente; lo cual las ha empujado, algunas a la quiebra y otras con rumbo seguro al paro técnico. Otro tipo de gestión es posible; pero esta requiere de un alto compromiso por parte de los trabajadores, eliminando los pensamientos y vicios capitalistas mediante un cambio en la conciencia y ética en el trabajo. Esta otra forma, es la propuesta presentada por el Presidente Hugo Rafael Chávez Fría, quien al anunciar “me la juego con los trabajadores” lanza la propuesta para que las empresas básicas sean gestionadas mediante la figura del “Control obrero”. Podríamos asumir que esta forma de gestión propuesta es la “Gestión Directa y Democrática” que se requiere exista en las empresas básicas. Este tipo de gestión sugiere que la dirección de la empresa sea tomada por los trabajadores y que sus responsables al frente sean elegidos por las base.

Para nadie es un secreto que la situación en las empresas básicas es insostenible; las cuales se debaten entre paros y actos de violencia, cierre de portones y avenidas, obstrucción al libre trabajo, inconsistencia, fallas gerenciales, corrupción, comercializaciones irregulares, chantaje político, desidia, irresponsabilidad laboral, flojera e indisciplina laboral generalizada es lo que impera en las empresas. Estas actitudes y acciones se han arreciado con más frecuencia en dichas empresas motivado a la frecuencia con que se realizan las elecciones en el país y de las cuales los diferentes grupos sindicales han sabido sacarle el mayor provecho a tal situación mediante el chantaje político; tal que han logrado conseguir la dirección y gestión de algunas de estas empresas.

Después de la nacionalización de SIDOR y motivado a una serie de reclamos laborales planteados por sindicalistas y trabajadores, en el año 2008, el gobierno central organiza una serie de reuniones en las cuales se concreta la instalación de mesas de trabajo en Guayana; es allí donde nace el Plan Guayana Socialista y la propuesta definitiva del Control Obrero con el cual se asumirá la Gestión Directa y Democrática de las Empresas Básicas de Guayana. Hasta ahora se podría decir que lo planteado en dicho plan es una “utopía” por que el mismo sistema capitalista de SIDOR ha impedido su aplicación. Este sistema está motivado por una serie de factores; entre los que podríamos numerar: la falta de interés de los trabajadores, el carácter rentista de estos, las propuestas rentista especulativas sindicalero, el chantaje político sindical, el dominio de las principales puestos directivos por parte de la oposición etc.

Es importante mencionar que el presidente Hugo Rafael Chávez Fría designó a dos presidentes trabajadores para la dirección de dichas empresas (SIDOR, ALCAZA). Estos trabajadores salieron designados como productos de los acuerdo llegados en las mesas del Plan Guayana Socialista. La gestión de estos presidentes trabajadores fue hundida entre contradicciones en vista que en dichas empresas imperaron y siguen imperando la anarquía sindical acompañada por las mafias del poder que no permiten se les toque sus intereses. También es importante mencionar que la designación de trabajadores presidentes, se puede considerar como una designación simbólica en vista que no tenían poder, no podían declarar libremente, no contaban con el apoyo de seguridad y de legalidad y no podían realizar ninguna transacción que les permitiese ayudar a la estabilidad de las empresas.

En conclusión, Una Gestión Directa y Democrática de las Empresas Básicas de Guayana solo es posible si el trabajador asume la conciencia de clase, en donde los problemas sindicales sean abordados por sus dirigentes con inteligencia y raciocinio y que además cuenten con una formación integral en donde prospere el beneficio el cual servirá para que el estado garantice a sus ciudadanos una patria libre, soberana e independiente y de suma felicidad

Simón Álvarez
C .I. 4.067640

Simón A. Álvarez P.

Mensajes : 33
Fecha de inscripción : 13/01/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: GESTIÓN DIRECTA Y DEMOCRÁTICA DE LAS EMPRESAS BÁSICAD DE GUAYANA

Mensaje  Arquimedes Mundarain el Jue 07 Feb 2013, 10:10 pm

Hay que añadir a todo este análisis, que los compañeros nombrados por el presidente Chavez, provenientes de las propuesta de las mesas de trabajo, en su mayoría adoptó la posición gerencia - cada quien defendiendo su gestión particular- sin ver que la tarea fundamental era la unidad entre ellos, para que como vanguardia avanzáramos hacia la gestión directa y democrática por parte de la clase trabajadora.

Arquimedes Mundarain

Mensajes : 222
Fecha de inscripción : 17/11/2012
Edad : 50

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.