El socialismo como totalidad

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El socialismo como totalidad

Mensaje  Arquimedes Mundarain el Dom 16 Dic 2012, 10:40 pm

EL socialismo como totalidad

Desde que la sociedad se dividió en clases, opresores y oprimidos, la clase dominante se ha apropiado de la base material necesaria para la subsistencia y supervivencia de la especie humana. La base y la fuente material original es, indiscutiblemente, la naturaleza, la cual requiere ser transformada para que en forma de productos y bienes pueda ser utilizada para satisfacer la necesidades fundamentales del ser humano, tales como: alimentación, vivienda, vestido, etc. Como la transformación racional de la naturaleza solo es posible con el trabajo humano, entonces la clase dominante ha establecido históricamente como objetivo fundamental, el empoderamiento del trabajo para garantizar la disposición y regulación de la base material natural y de sus transformaciones resultantes del trabajo, y mantener así el poder absoluto, garantizando su vida por encima de los demás seres humanos. Es decir la clase dominante asegura su existencia a cuesta del trabajo de la clase oprimida, ya que siempre está en su poder (de la clase dominante) la base material primaria y sus transformaciones respectivas.

Lógicamente que no es un hecho espontáneo el que la clase dominante haya podido lograr este objetivo durante tantos siglos de la historia de la humanidad; para tal fin, la clase dominante ha utilizado como estrategia la imposición del pensamiento único o el no pensamiento con dos tácticas fundamentales: la represión física con el uso de las armas y de la exclusión de los medios básicos de subsistencia a los seres humanos que no se sometan a su mandato, y la ideologización con el sistema educativo que ha servido de “suavizador mental” de los golpes recibidos de la represión física, y de mecanismo de instrucción conductista para que le cumplamos, como trabajadores, las tareas con el orden y la obediencia que ellos necesitan, sin que tengamos derecho a pensar, aunque tengamos conocimientos que a ellos le conviene para garantizar el poder sobre la base material, sobre nuestro trabajo y por ende sobre nosotros como fuerza productiva. En resumen, nos han mantenido histórica y estratégicamente dominados física y mentalmente.

Podemos decir que la clase dominante para imponer “exitosamente” su estrategia, ha utilizado diversas tácticas tales como: el estado, el sistema financiero, la propiedad privada de los medios de producción y distribución, el consumismo, el sistema de educación e información, etc. En fin, en la fase capitalista, la clase dominante ha extendido el poder a nivel planetario, garantizando su objetivo y su estrategia, con la táctica de la globalización, la cual se expresa en su sistema financiero internacional, sus empresas monopólicas transnacionales y su sistema jurídico internacional que le garantiza el uso del poderío militar y de su poderío mediático educativo.
Ante la situación expuesta, se hace imprescindible construir el socialismo como totalidad, es decir el socialismo desde las comunas hasta todo el planeta, lo cual requiere liberar la base material para ponerla al servicio de toda la humanidad con la justa y equitativa distribución de los productos y bienes resultantes del trabajo, dicho de otra manera, necesitamos que el trabajo se ponga al servicio de la humanidad; entonces es determinante que los trabajadores y trabajadoras del mundo, nos tracemos como objetivo fundamental empoderarnos como clase, de la base material de la naturaleza y de los productos y bienes del trabajo para satisfacer las necesidades humanas, esto implica socializar la base material que garantice la vida en el planeta, preservándolo, y, construyendo relaciones de amor entre nosotros; todo ello será posible si definimos como estrategia construir nuestro pensamiento como clase trabajadora, que nos permita desideologizarnos, derrotar el pensamiento único o no pensamiento y liberarnos de las trabas y los miedos para tejer nuestro propio destinos de humanidad en libertad.

Nosotros, como clase trabajadora venezolana, consciente de la necesidad histórica de liberación de la humanidad de toda dominación, y para alcanzar el socialismo como totalidad, hemos asumido como objetivo fundamental la construcción de la sociedad justa y amante de la paz: la sociedad socialista; como estrategia para construir el pensamiento crítico y liberador: la autoformación colectiva, integral, continua y permanente y como táctica la Universidad Bolivariana de Trabajadores “Jesús Rivero” (UBTJR).

Arquímedes Mundaraín
Maturín; 16-12-2012




Arquimedes Mundarain

Mensajes : 222
Fecha de inscripción : 17/11/2012
Edad : 50

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.