¿Cuáles son las expresiones idealistas que impiden a la clase trabajadora asumir su rol histórico? Carlos A

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

¿Cuáles son las expresiones idealistas que impiden a la clase trabajadora asumir su rol histórico? Carlos A

Mensaje  carlosaguero el Vie 16 Mayo 2014, 3:52 pm

¿Cuáles son las expresiones idealistas que impiden a la clase trabajadora asumir su rol histórico?
El idealismo es una expresión del capitalismo, que lo utiliza para que los trabajadores no puedan ver la realidad de la explotación del trabajo, del dominio y la alienación. Si bien no nació con el capitalismo, a lo largo de la historia ha sido un instrumento de las clases dominantes para ejercer su dominio sobre los explotados. Ya en época de los griegos se planteaba la polémica entre los idealistas y los materialistas.
Pero recién Carlos Marx, en el Siglo XIX retoma el materialismo, y analiza el capital, o sea, el capitalismo, generando una filosofía, una manera de ver el mundo que devela la explotación de los trabajadores, que devela el trabajo como una mercadería que se compra y se vende, y que se convierte en origen de la política revolucionaria de los trabajadores.
En la actualidad, todavía los trabajadores no hemos asumido el materialismo histórico y el materialismo dialéctico como clase, y en consecuencia, no se ha develado en forma masiva la explotación del trabajo. Por el contrario, el capitalismo ha desarrollado el arsenal de elementos ideológicos que deforman la realidad, que se quedan en la apariencia de las cosas. Fundamentalmente con la educación, los medios de comunicación, la prensa escrita, la radio y la televisión, pero sobre todo en los últimos tiempos con las redes sociales. Estas se han convertido así en una fábrica de rumores, donde una noticia se propaga con la velocidad de la luz sin verificar si es cierta o no. Las y los adolescentes (y otros no tan adolescentes) se colocan los audífonos y se aíslan del mundo exterior, de la realidad. De la misma forma como algunos utilizan las drogas y el alcohol (que además se convierten en grandes negocios capitalistas). Dice un tango –La última curda- “No ves que vengo de un país, lleno de brumas, siempre gris, tras el alcohol …”
El imperialismo, que se impone culturalmente, ha desarrollado una industria del entretenimiento para ocultar, deformar, distraernos de la realidad, con los deportes, la televisión, los culebrones, la pornografía, y hasta las comiquitas, donde walt disney reina hasta en las guarderías.
El idealismo también se apoya en el sentido común, que viene siendo algo así como la filosofía de la no filosofía, donde se repiten cosas que se escuchan, se leen o se ven, sin verificar, sin comprobar, sin analizar.
El idealismo impacta en la gestión de amigos y enemigos, de los partidos políticos y los sindicatos, donde la política de la adulación –jalabolismo- impacta en las decisiones; el chisme, el corrillo y los rumores ocupan el lugar del análisis estratégico, el análisis situacional, el mapeo de actores. El clientelismo ahoga la crítica, y la construcción de las direcciones colectivas; los equipos de trabajo se convierten en círculos de amigos y compadres, de donde se generan decisiones que por supuesto, solo satisfacen a esos círculos de poder y no responden a los intereses de la clase obrera.
Otra de las manifestaciones del idealismo es la caracterización individual y subjetiva de la realidad, que por supuesto, genera acciones y planes de acción equivocados. Deseo no empreña dice el dicho popular, nuestro Comandante decía “no siempre querer es poder”, a veces se quiere pero no se puede.
La caracterización intersubjetiva de la realidad, el diálogo de saberes, el trabajo en equipo reduce las posibilidades de error, legitima la acción, es una condición imprescindible de la metodología de investigación acción. Otra de las propuestas para superar el idealismo, y sus expresiones en la gestión, es el estudio sistemático de la realidad, la profundización ideológica en la filosofía del proletariado, el rescate y desarrollo de los valores que enfrenten el individualismo y la competencia, y terminando en la práctica, en la concreción organizativa que materialice, que coordine, que oriente la lucha y la construcción de una sociedad justa y amante de la paz.
 
Nadie educa a nadie, así como nadie aprende solo. Los hombres y mujeres  aprendemos en comunión y el mundo es el mediador.
Paulo Freire
 
 Carlos Agüero

carlosaguero

Mensajes : 35
Fecha de inscripción : 22/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.