"Unificación Entorno a la Concepción Científico-Filosófica Del Materialismo Histórico-Dialéctico".

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

"Unificación Entorno a la Concepción Científico-Filosófica Del Materialismo Histórico-Dialéctico".

Mensaje  ramontocuyo el Jue 09 Ene 2014, 3:26 am

Tema Generador: Unificación entorno a la Concepción Científico-Filosófica del Materialismo Histórico-Dialéctico.
Encuentro Cero del Momento II. de la ACICP.: Unificación entorno a la Concepción Científico-Filosófica del Materialismo Histórico-Dialéctico.
Por: Ramón Tocuyo.
Sidor, 05-12-2013

I.- Introducción al Debate:

La tierra, la naturaleza, y todas las bondades existentes en ellas, (flora, fauna, luz, agua, minerales, alimentos, biodiversidad, entre otras), son sencillamente asentamientos libres e ilimitados para el pleno goce, disfrute y provecho de todas las especies vivientes que la pueblan. Nadie es dueño de nada en la naturaleza y sus fronteras. Sus sustancias constituyen los nutrientes básicos para la vida humana. No existen en ellas, desde luego, causa alguna que enajene y restringa su usufructo, motivos para que se condicionen su beneficios y apropiación, reglas que se antepongan a las necesidades más imperativas y perentoria de estas. In absoluta determinación coercitiva por parte de otros pares de iguales. No se conoce el dolo ni el peculado. Por el contrario, se practica colectivamente el método y la forma de organización más sanos para la producción y reproducción de las condiciones materiales y espirituales de existencia. La libertad, la justicia, la equidad y la convivencia pacífica, presuponen los ejes axiológicos que soportan y resguardan la base de su equilibrio y desarrollo. No obstante, Thomas Hobbes, Filósofo Ingles del siglo XVIII, justificaba en su libro (El Leviatán), -traducido al francés como el Estado, cuya exposición es un tratado versado en teoría política, referido a la división de poderes-, “señalando que éste, El Leviatán, surge como un factor de orden y poder que actuase como gobierno para sancionar y corregir desviaciones que pusieran en riesgo la convivencia social, partiendo del presupuesto de que la controversia establecida entre los hombres qué, al considerarse naturales se comportaban con arreglo a fines, es decir, a la misma igualdad de derechos, lo cual conllevaría, por tanto a que si a los hombres no se les impone normas de control estos pueden llegar a convertirse en lobos de si mismos, (Lupus-hominis-lupus), traducido al latín”.  “Para ello los hombres deberán renunciar a sus legítimos derechos, privilegios, y en consenso, delegarle al estado dichos preceptos a objeto de que éste se los pueda administrar y representar genuinamente”.
Cómo podemos observar, la cita pretende identificar que el carácter dominante del estado burgués y los diferentes mecanismos que justifiquen el ejercicio de la dominación, negando y menospreciando así las capacidades y potencialidades de los hombres para organizarse en la lucha por su emancipación plena. A tal efecto, La  especie humana, como especie superior saca provecho, por una parte, al resto de las demás criaturas por sus particulares y extraordinarias características anatómico-fisiológicas, (plano biológico), racionales e intelectuales, (plano psicológico), y por otro lado, por su naturaleza transformadora, constructiva y liberadora de su entorno, (plano social), el cual es el resultado de un largo proceso de adaptación medioambiental y de acumulación de toda la herencia cultural, genéricamente transmitida por sus antepasados primigenios, de generacion en generacion.
Estas premisas nos sirven de referentes para propiciar y adentrarnos a un gran debate, a introducirnos a una gran tarea qué, más que eso, se va a convertir de ahora en adelante en un compromiso necesario y permanente, de grandes retos y desafíos, indispensable e imponderable, mas allá de que sea victima de la banalizacion.
Varias serían las razones o justificaciones por las cuales la clase trabajadora venezolana en general y, particularmente la clase trabajadora de Guayana, (formada en la UBTJR a través del proceso de ACICP), tendría que unificarse entorno a una determinada tendencia ideológica, modo de pensamiento, (llámese idea esencial, abstracción, concepción de las cosas, noción o percepción del mundo objetivo), para llevar adelante o emprender una transformación estructural y profunda de la realidad actual. No obstante, habría que señalar, desde luego; algunas consideraciones que nos permitan determinar por qué debemos “Unificarnos entorno a la Concepción Científico-Filosófica del Materialismo Histórico-Dialéctico”. Veamos:

• En primer  lugar, la Revolución Bolivariana es un hecho histórico reciente que pretende dar impulso a una serie de transformaciones sociales y económicas de manera estructural, para la superación de la pobreza, la exclusión social en todos sus órdenes, y el fortalecimiento de un modelo socio productivo incluyente, a partir de la gestión directa y democrática ejecutada por la clase obrera que permita transformar la apariencia material del carácter social del trabajo.
• En Segundo lugar, porque en nuestro país están dadas las condiciones objetivas para profundizar la revolución bolivariana, que en definitiva es, una revolución socialista, humanista y cristiana. pero de nada serviría si no están dadas las condiciones más importantes, las condiciones subjetivas. Puesto que si cambia la consciencia y el pensamiento del hombre, su realidad también se transforma.
• En Tercer lugar, porque el Materialismo Histórico y Dialéctico nos muestra con crudeza y rigor científico la perversión del modo capitalista de producción. El proceso de producción del capital, el proceso de circulación del Capital y el proceso global de la producción en su conjunto. Consideraciones teóricas importantes que nos pueden permitir comprender, explicar críticamente y accionar sobre nuestra realidad inmediata, a través de una sinergia praxis-UBTJR-ACICP.
• En Cuarto lugar, porque el resto de las teorías sociales clásicas no aportan elementos políticos, ideológicos, epistemológicos ni metódicos para la comprensión del sistema capitalista y para su transformación, ni mucho menos nos proporciona las bases teóricas para debatir la transición hacia el socialismo y el establecimiento definitivo del comunismo en Venezuela.
• En Quinto lugar, porque el Materialismo Histórico y Dialéctico nos ofrece una visión crítica de las contradicciones fundamentales que se desencadenan en el seno de la sociedad. Nos muestra un mundo fetichizado, una clase trabajadora alienada, un elevado interés por consumir y no por producir.
.En Sexto lugar, la clase trabajadora venezolana, y los aspirantes a orientadores de la UBTJR tiene en el marxismo (Materialismo Histórico y Dialéctico) o (Socialismo Científico), una extraordinaria herramienta para la acción político-revolucionaria, diseñada  exclusivamente por Marx y Engels, y posteriormente enriquecida con las aportaciones hecha  por Lenin, Gransci, Mao, Brestein, Kaustky, Luxemburgo, entre otros. Representa un paradigma científico construido no para interpretar la realidad, sino para transformarla. La cual debemos estudiarla colectivamente para poder unificar criterios, métodos, categorías y visiones congruentes con nuestra praxis fundamenta, con nuestra praxis transformadora.
• En Séptimo lugar, el término "dialéctica" es utilizado por Hegel para comprender y expresar la situación real del mundo. En la dialéctica de Hegel queda patente, pues, una voluntad de actuación sobre una realidad escindida, contradictoria y alienada que lucha por superar esa situación. La dialéctica expresa, pues, tanto la contradicción del mundo existente cuanto la necesidad de superar los límites presentes en un afán de superación movido por la necesidad de una realización total y de un modo efectivo de la libertad y de la infinitud.
• En Octavo lugar, para Hegel, toda la realidad tiene un sentido lógico: lo que existe no existe caprichosamente, sino que responde a una necesidad interna de todas las cosas...  La Dialéctica para Hegel, es la INTERPRETACION DE LA HISTORIA UNIVERSAL, como progresiva conciencia del "Espíritu". Los diversos estadios por los que atraviesa éste proceso, están determinados por las relaciones de la conciencia con la realidad: Espíritu Subjetivo (psicología), Espíritu objetivo (la moral y la política), Espíritu Absoluto (Arte, Religión, Filosofía, Lógica).
La Dialéctica Hegeliana, consiste precisamente en el despliegue de estos estadios.

• En Noveno lugar, Marx tiene una visión del mundo dialéctica, pero con una inversión materialista de Hegel (para quien todo es dialéctico e idealista). Marx ve a la dialéctica como importante pero no se debe mistificar a la razón (crítica al misticismo lógico hegeliano). La crítica al misticismo lógico hegeliano indica que la dialéctica no debe ser abstracta sino que debe guardar relación con los intereses materiales y las fuerzas sociales, que son las que generan choques de ideas que no se entienden al margen del sustento material. De esta forma se pasa del idealismo al materialismo, ya que si bien la interpretación debe ser dialéctica como movimiento de la realidad materialista para entender la estructura de la dinámica interna de la realidad, se debe ir de lo real, de las condiciones de existencia, a la consciencia. Según el, ver todo desde la idea oculta al hombre real, y así se incorpora una nueva idea de práctica. Como Marx ve incongruencias teóricas al aplicar el sistema hegeliano a la realidad de su época, se da cuenta de que la dialéctica marcha al revés, y que la visión de la sociedad es invertida. También la realidad capitalista esta invertida y fetichizada, pero se presenta a sí misma como correcta (por ejemplo la libertad de los asalariados no es real ya que si bien son libres de vender o no su fuerza de trabajo, quien no la vende cae en la pobreza).

Y, en Décimo lugar, el Marxismo no separa la realidad de la consciencia ya que tiene una visión de totalidad porque no se puede separar la economía de la política, la filosofía o la historia. Además hay una clara idea de práctica, ya que la filosofía no solo debe ver el mundo sino también ayudar a transformarlo. No sólo es una teoría sino que se acerca a la realidad y además de la teoría filosófica hay una práctica política[/b]

                                                                                                                                                                             Ramón Tocuyo
                                                                                                                                                                            San Félix, 08/01/2014
                                                                                                                                                                  Chávez Vive… la Patria Sigue
avatar
ramontocuyo

Mensajes : 43
Fecha de inscripción : 28/01/2013
Edad : 55
Localización : UBTJR

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Comentario a tu trabajo

Mensaje  jesuspino el Mar 21 Ene 2014, 5:09 pm

ramontocuyo escribió:Tema Generador: Unificación entorno a la Concepción Científico-Filosófica del Materialismo Histórico-Dialéctico.
Encuentro Cero del Momento II. de la ACICP.: Unificación entorno a la Concepción Científico-Filosófica del Materialismo Histórico-Dialéctico.
Por: Ramón Tocuyo.
Sidor, 05-12-2013

I.- Introducción al Debate:

La tierra, la naturaleza, y todas las bondades existentes en ellas, (flora, fauna, luz, agua, minerales, alimentos, biodiversidad, entre otras), son sencillamente asentamientos libres e ilimitados para el pleno goce, disfrute y provecho de todas las especies vivientes que la pueblan. Nadie es dueño de nada en la naturaleza y sus fronteras. Sus sustancias constituyen los nutrientes básicos para la vida humana. No existen en ellas, desde luego, causa alguna que enajene y restringa su usufructo, motivos para que se condicionen su beneficios y apropiación, reglas que se antepongan a las necesidades más imperativas y perentoria de estas. In absoluta determinación coercitiva por parte de otros pares de iguales. No se conoce el dolo ni el peculado. Por el contrario, se practica colectivamente el método y la forma de organización más sanos para la producción y reproducción de las condiciones materiales y espirituales de existencia. La libertad, la justicia, la equidad y la convivencia pacífica, presuponen los ejes axiológicos que soportan y resguardan la base de su equilibrio y desarrollo. No obstante, Thomas Hobbes, Filósofo Ingles del siglo XVIII, justificaba en su libro (El Leviatán), -traducido al francés como el Estado, cuya exposición es un tratado versado en teoría política, referido a la división de poderes-, “señalando que éste, El Leviatán, surge como un factor de orden y poder que actuase como gobierno para sancionar y corregir desviaciones que pusieran en riesgo la convivencia social, partiendo del presupuesto de que la controversia establecida entre los hombres qué, al considerarse naturales se comportaban con arreglo a fines, es decir, a la misma igualdad de derechos, lo cual conllevaría, por tanto a que si a los hombres no se les impone normas de control estos pueden llegar a convertirse en lobos de si mismos, (Lupus-hominis-lupus), traducido al latín”.  “Para ello los hombres deberán renunciar a sus legítimos derechos, privilegios, y en consenso, delegarle al estado dichos preceptos a objeto de que éste se los pueda administrar y representar genuinamente”.
Cómo podemos observar, la cita pretende identificar que el carácter dominante del estado burgués y los diferentes mecanismos que justifiquen el ejercicio de la dominación, negando y menospreciando así las capacidades y potencialidades de los hombres para organizarse en la lucha por su emancipación plena. A tal efecto, La  especie humana, como especie superior saca provecho, por una parte, al resto de las demás criaturas por sus particulares y extraordinarias características anatómico-fisiológicas, (plano biológico), racionales e intelectuales, (plano psicológico), y por otro lado, por su naturaleza transformadora, constructiva y liberadora de su entorno, (plano social), el cual es el resultado de un largo proceso de adaptación medioambiental y de acumulación de toda la herencia cultural, genéricamente transmitida por sus antepasados primigenios, de generacion en generacion.
Estas premisas nos sirven de referentes para propiciar y adentrarnos a un gran debate, a introducirnos a una gran tarea qué, más que eso, se va a convertir de ahora en adelante en un compromiso necesario y permanente, de grandes retos y desafíos, indispensable e imponderable, mas allá de que sea victima de la banalizacion.
Varias serían las razones o justificaciones por las cuales la clase trabajadora venezolana en general y, particularmente la clase trabajadora de Guayana, (formada en la UBTJR a través del proceso de ACICP), tendría que unificarse entorno a una determinada tendencia ideológica, modo de pensamiento, (llámese idea esencial, abstracción, concepción de las cosas, noción o percepción del mundo objetivo), para llevar adelante o emprender una transformación estructural y profunda de la realidad actual. No obstante, habría que señalar, desde luego; algunas consideraciones que nos permitan determinar por qué debemos “Unificarnos entorno a la Concepción Científico-Filosófica del Materialismo Histórico-Dialéctico”. Veamos:

• En primer  lugar, la Revolución Bolivariana es un hecho histórico reciente que pretende dar impulso a una serie de transformaciones sociales y económicas de manera estructural, para la superación de la pobreza, la exclusión social en todos sus órdenes, y el fortalecimiento de un modelo socio productivo incluyente, a partir de la gestión directa y democrática ejecutada por la clase obrera que permita transformar la apariencia material del carácter social del trabajo.
• En Segundo lugar, porque en nuestro país están dadas las condiciones objetivas para profundizar la revolución bolivariana, que en definitiva es, una revolución socialista, humanista y cristiana. pero de nada serviría si no están dadas las condiciones más importantes, las condiciones subjetivas. Puesto que si cambia la consciencia y el pensamiento del hombre, su realidad también se transforma.
• En Tercer lugar, porque el Materialismo Histórico y Dialéctico nos muestra con crudeza y rigor científico la perversión del modo capitalista de producción. El proceso de producción del capital, el proceso de circulación del Capital y el proceso global de la producción en su conjunto. Consideraciones teóricas importantes que nos pueden permitir comprender, explicar críticamente y accionar sobre nuestra realidad inmediata, a través de una sinergia praxis-UBTJR-ACICP.
• En Cuarto lugar, porque el resto de las teorías sociales clásicas no aportan elementos políticos, ideológicos, epistemológicos ni metódicos para la comprensión del sistema capitalista y para su transformación, ni mucho menos nos proporciona las bases teóricas para debatir la transición hacia el socialismo y el establecimiento definitivo del comunismo en Venezuela.
• En Quinto lugar, porque el Materialismo Histórico y Dialéctico nos ofrece una visión crítica de las contradicciones fundamentales que se desencadenan en el seno de la sociedad. Nos muestra un mundo fetichizado, una clase trabajadora alienada, un elevado interés por consumir y no por producir.
.En Sexto lugar, la clase trabajadora venezolana, y los aspirantes a orientadores de la UBTJR tiene en el marxismo (Materialismo Histórico y Dialéctico) o (Socialismo Científico), una extraordinaria herramienta para la acción político-revolucionaria, diseñada  exclusivamente por Marx y Engels, y posteriormente enriquecida con las aportaciones hecha  por Lenin, Gransci, Mao, Brestein, Kaustky, Luxemburgo, entre otros. Representa un paradigma científico construido no para interpretar la realidad, sino para transformarla. La cual debemos estudiarla colectivamente para poder unificar criterios, métodos, categorías y visiones congruentes con nuestra praxis fundamenta, con nuestra praxis transformadora.
• En Séptimo lugar, el término "dialéctica" es utilizado por Hegel para comprender y expresar la situación real del mundo. En la dialéctica de Hegel queda patente, pues, una voluntad de actuación sobre una realidad escindida, contradictoria y alienada que lucha por superar esa situación. La dialéctica expresa, pues, tanto la contradicción del mundo existente cuanto la necesidad de superar los límites presentes en un afán de superación movido por la necesidad de una realización total y de un modo efectivo de la libertad y de la infinitud.
• En Octavo lugar, para Hegel, toda la realidad tiene un sentido lógico: lo que existe no existe caprichosamente, sino que responde a una necesidad interna de todas las cosas...  La Dialéctica para Hegel, es la INTERPRETACION DE LA HISTORIA UNIVERSAL, como progresiva conciencia del "Espíritu". Los diversos estadios por los que atraviesa éste proceso, están determinados por las relaciones de la conciencia con la realidad: Espíritu Subjetivo (psicología), Espíritu objetivo (la moral y la política), Espíritu Absoluto (Arte, Religión, Filosofía, Lógica).
La Dialéctica Hegeliana, consiste precisamente en el despliegue de estos estadios.

• En Noveno lugar, Marx tiene una visión del mundo dialéctica, pero con una inversión materialista de Hegel (para quien todo es dialéctico e idealista). Marx ve a la dialéctica como importante pero no se debe mistificar a la razón (crítica al misticismo lógico hegeliano). La crítica al misticismo lógico hegeliano indica que la dialéctica no debe ser abstracta sino que debe guardar relación con los intereses materiales y las fuerzas sociales, que son las que generan choques de ideas que no se entienden al margen del sustento material. De esta forma se pasa del idealismo al materialismo, ya que si bien la interpretación debe ser dialéctica como movimiento de la realidad materialista para entender la estructura de la dinámica interna de la realidad, se debe ir de lo real, de las condiciones de existencia, a la consciencia. Según el, ver todo desde la idea oculta al hombre real, y así se incorpora una nueva idea de práctica. Como Marx ve incongruencias teóricas al aplicar el sistema hegeliano a la realidad de su época, se da cuenta de que la dialéctica marcha al revés, y que la visión de la sociedad es invertida. También la realidad capitalista esta invertida y fetichizada, pero se presenta a sí misma como correcta (por ejemplo la libertad de los asalariados no es real ya que si bien son libres de vender o no su fuerza de trabajo, quien no la vende cae en la pobreza).

Y, en Décimo lugar, el Marxismo no separa la realidad de la consciencia ya que tiene una visión de totalidad porque no se puede separar la economía de la política, la filosofía o la historia. Además hay una clara idea de práctica, ya que la filosofía no solo debe ver el mundo sino también ayudar a transformarlo. No sólo es una teoría sino que se acerca a la realidad y además de la teoría filosófica hay una práctica política[/b]

                                                                                                                                                                             Ramón Tocuyo
                                                                                                                                                                            San Félix, 08/01/2014
                                                                                                                                                                  Chávez Vive… la Patria Sigue
Comentario Jesús Pino: In absoluta determinación coercitiva por parte de otros pares de iguales.
No entiendo esta expresión. Excelente decálogo, pero muy magistral. Ramón no se si en tu escrito se denota laimportancia de la unificación en torno al materialismo histórico y al materialismo dialéctico. Estás birn documentado.

jesuspino

Mensajes : 92
Fecha de inscripción : 11/12/2012
Edad : 60
Localización : Centro de Formacion SIDOR

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.